Conciliación, acoso laboral, pérdida de oportunidades… con este primer encuentro digital a nivel internacional se busca identificar problemas y soluciones a implementar en instituciones y centros de trabajo que acaben con la pérdida del talento de la mujeres en el mundo académico

Con el objetivo de generar un espacio de diálogo que permita establecer medidas y acciones urgentes para revertir la actual situación de pérdida progresiva de mujeres en el ámbito académico, a medida que se asciende en la carrera profesional, especialmente en el ámbito de la Ecología, del del 4 al 6 de noviembre se celebrará de forma virtual el congreso internacional WISE, Women In Science-Ecology.

WISE contará con las ponencias de 24 mujeres de renombre mundial relacionadas con el mundo académico que se encuentran en diferentes estadíos de su carrera profesional, quienes hablarán, desde su experiencia, sobre las diversas causas que detienen o dificultan las carreras de las mujeres en Ecología, tales como la invisibilidad, la desigualdad en los cuidados y la conciliación familiar o el acoso. Todas ellas podrán seguirse de forma telemática a través de la web https://www.wisecology.net/.

El proyecto nace ante la sucesión de datos alarmantes como los que muestra la “famosa gráfica en tijera” del CSIC, donde se visibiliza un patrón de pérdida de mujeres a medida que se asciende en la carrera profesional, mientras que la tasa de hombres se dispara en puestos fijos y de responsabilidad. Una tendencia que no mejora desde 2008 si no que va a peor, y que se repite a nivel mundial, independientemente del país o de la institución científica.

Revertir la situación

Con iniciativas como estas se busca implantar en las diferentes sociedades ecológicas medidas para “revertir la situación actual”, en la que cada vez hay menos mujeres que llegan a puestos de investigadoras postdoc y de Ramón y Cajal, “la cantera de las futuras profesoras de investigación del CSIC”. Una situación que “no se debe a que las mujeres carezcan de ambición profesional, ni de originalidad científica”, explica Mar Sobral una de las organizadoras del congreso, “sino de que las medidas para acabar con esta diferencia estructural injusta son claramente ineficientes y/o inexistentes”. “En WISE queremos identificar 10 problemas y 10 soluciones a implementar en instituciones y centros de trabajo, para lo que hace falta voluntad social y política”, señala Sobral.

“Es la primera vez que se celebra un congreso sobre estas temáticas, ya que existen otras experiencias centradas en el ámbito de la investigación sobre igualdad y no desde el punto de vista personal de científicas expertas en otros ámbitos y que hablan de la necesidad de igualdad”, explica Sara Varela integrante del Comité organizador.

La celebración de este Congreso internacional es una apuesta por la igualdad de género en la academia, impulsada desde el comité de igualdad de la AEET junto con el grupo de investigación ECOPAST (USC), la Universidad de Santiago de Compostela, la Universidad de Vigo , el Museum für Naturkunde de Berlín (Alemania), EU-Horizon2020, la European Association of Vertebrate Paleontologists y Transmitting Science. Un evento en el que participarán sociedades ecológicas europeas como la Ecological Society of Germany, Austria, and Switzerland (GfÖ), la Sociedade Portuguesa de Ecologia, la British Ecological Society, o la European Association of Vertebrate Palaeontologists (EAVP).

Desigualdades en la carrera científica

El desequilibrio en los cuidados o la conciliación familiar, será una de las principales temáticas de este congreso o las insuficientes medidas para proteger y evitar que haya mujeres que tengan que enfrentarse a situaciones de acoso en su ámbito de trabajo.

Otro de los sesgos de género a los que se enfrenta WISE, es que del total de 100 personas inscritas al Congreso a nueve días de su comienzo, el 97 % de las participantes son mujeres y sólo un 3% de hombres se han apuntado. Lo que, en opinión de Antonio Martínez Cortizas, coordinador del grupo ECOPAST, promotor del Congreso y participante, es “un indicativo de la falta de interés – o incluso oposición activa -, que no deja de ser un reflejo de la situación actual”, lamenta.

Este Congreso además de llegar a las sociedades científicas, quiere alcanzar a las administraciones locales y autónomicas, ya que se tratarán medidas que, según Sara Varela, “revertirán en un avance en la I+D+I de nuestro país, porque el progreso científico pasa por acabar con la exclusión de las mujeres investigadoras en la búsqueda de soluciones y la toma de decisiones”.